Cómo gestionar tu imagen en internet

plan marketing digital

Cómo gestionar tu imagen en internet (o qué es un Plan de Marketing Digital) es uno de los aspectos que nos parecen más importantes para el desarrollo de muchos proyectos y lograr el alcance necesario para su éxito. Seguro que casi todas las cosas que se desarrollan en un plan de marketing digital te resultan lógicas, intuitivas, muchas veces hasta evidentes.

Entonces, ¿por qué no las habías hecho antes? Probablemente dirás que ya has hecho esto o aquello, con mayor o menor seguimiento…o al final se quedó la cosa un poco abandonada. Y es que ahí  está el quid de la cuestión, no se trata de descubrir la fórmula alquímica que convierte todo en oro, sino en tomarse esto del internet con constancia y dedicación, así de fácil y así de difícil.

Aquello de “si no estás en internet no existes”, por desgracia, se va haciendo cada vez más cierto, así que algo habrá que hacer para destacar entre 1.000 millones de páginas web.

SI YO, EN REALIDAD, NO VENDO NADA…

Quizá pienses que si lo que tienes entre manos es un proyecto científico de investigación, tampoco pasa nada por no tener una web a la última, o no establecer contactos con el público a través de redes sociales. ¡¡Error!!

Dar a conocer tu proyecto de un modo adecuado siempre será beneficioso para su desarrollo y crecimiento. Establecer canales de diálogo te puede facilitar la generación de una demanda y un interés por tus resultados que multiplicará exponencialmente la repercusión de lo que haces.

Vale, hasta aquí bien, entonces, ¿por dónde empezamos?

MI PÁGINA NO APESTA, BUENO, QUIZÁS UN POCO…

El rigor científico no está en absoluto reñido con el diseño, entrar por los ojos siempre es un acierto. Ocúpate de que tu web esté optimizada para móviles y tabletas, sobre todo porque en España el acceso a internet desde estos dispositivos hace años que supera al acceso desde el PC, pero además porque si no, Google penalizará tu página y será mucho más difícil encontrarte a través de búsquedas.

FACEBOOK, TWITTER, INSTAGRAM, LINKEDIN…¿TENGO QUE ESTAR EN TODAS PARTES?

Sinceramente, casi seguro que no. Conocerte bien a ti mismo te ayudará a definir qué das/recibes de cada red social y evaluar si merece la pena o no. Porque, eso sí, una vez que abras un perfil, debes alimentarlo de contenidos y cuidar las relaciones sociales, o te harás más mal que bien. Además, siempre es más abarcable ir de menos a más.

YA TENGO HASTA MI BLOG, ¿QUÉ HAGO CON ÉL?

Publicar, claro, ¿pero el qué? Aquí, rotundamente, importa más la calidad que la cantidad. Habla sobre tu trabajo, proyectos que desarrolles, o que desarrollan otros pero que te parezcan interesantes y guarden relación con tu actividad. Eso sí, ¡no hay nada que desanime más a leerte que estar diciendo todo el rato lo bien que lo haces! Y no te olvides de compartir en tus redes sociales tus nuevas publicaciones, hay que aprovechar todas las opciones para generar diálogo.

ENTONCES, ¿QUÉ ME SOBRA? ¿QUÉ ME FALTA?

Aquí tienes un gráfico en el que integramos todo lo que se puede desarrollar a través de un plan integral de márketing digital.

marketing digital

¿Hablamos?