Un cementerio italiano, clave para conocer el cólera


  Enlace    Enlace visitado       Ficha del artículo


Fecha de publicación de la fuente utilizada

15 de febrero de 2015

Fuentes de información digital utilizadas

Infosalus – Europa Press
ANSA
El Confidencial

Fuente de las imágenes

ANSA
El Confidencial

Palabras clave

cólera, paleopatologías, necrópolis medieval, Pozzeveri, Toscana, Italia

Artículos relacionados o coincidentes en algunas categorías

Los “vampiros” polacos fueron víctimas de una epidemia de cólera
Cementerio del siglo V bajo la galería Uffizi (Florencia)

Bibliografía científica, publicación original

Science

El secreto de la evolución de la bacteria del cólera podría estar en el antiguo cementerio de una abadía abandonada en Pozzeveri, en la Toscana italiana

Hace dos años, los investigadores encontraron un área en el cementerio parroquial de la abadía toscana de Pozzeveri, en el que fueron sepultadas víctimas de la epidemia del cólera que a mitad de 1800 se difundió por todo el mundo causando millones de víctimas solo en Europa.

Imágenes

 Contenido

A lo largo del siglo XIX, el cólera se propagó por el mundo desde su reservorio original en el delta del Ganges, en la India. Desde entonces seis pandemias en sucesión mataron a millones de personas en todos los continentes.

La actual pandemia (la séptima) comenzó en el sur de Asia en 1961 y llegó a África en 1971 y a América en 1991. En la actualidad, el cólera es endémico en muchos países. Aunque es una enfermedad que ahora se puede tratar fácilmente, lo cierto es que sigue causando grandes estragos ya que se calcula que cada año se producen entre 3 millones y 5 millones de casos y entre 100.000 y 120.000 defunciones.

Conocer su evolución supondría mejorar su control, al menos eso es lo que ha pensado un equipo de arqueólogos y otros investigadores que esperan que un antiguo cementerio en Italia pueda dar pistas sobre la bacteria mortal que causa el cólera. Dicha clave se podría encontrar en el antiguo cementerio de una abadía abandonada en Pozzeveri, en la región de Toscana.

Lidera la investigación el famoso genetista Hendrik Poinar, quien descubrió el ADN de la peste negra, junto con un equipo de expertos de la Universidad de Pisa en colaboración con los expertos de la Universidad de Ohio.

Las excavaciones, activas desde hace cinco años, son una ventana abierta a más de mil años de historia y por su importancia han llamado la atención de todo el mundo, acabando incluso en la portada de la revista Science.

El sitio ofrece mucho más que información sobre la epidemia del cólera. El monasterio fue fundado en 1056 y después de su abandono en 1408, una iglesia permaneció hasta hace unos 50 años. Por ello, varios cementerios de distintos períodos rodean el lugar.

Hace dos años, los investigadores encontraron un área en el cementerio parroquial en el que fueron sepultadas víctimas de la epidemia del cólera que a mitad de 1800 se difundió por todo el mundo causando millones de víctimas solo en Europa.

“Hasta ahora hemos encontrado una veintena de cuerpos que fueron sepultados a toda prisa en fosas muy profundas y tapadas con cal”, explica Gino Fornaciari, el paleonantropóligo del instituto toscano que está coordinando las operaciones.

Los investigadores de la Universidad de Ohio están analizando las primeras muestras de suelo, dientes y huesos en busca de la huella molecular del cólera.

“Si encontrásemos el ADN de la bacteria, podríamos entender cómo ha evolucionado el virus y compararlo con el actual. Se trata del primer paso para encontrar una cura”, ha explicado el antropólogo Clark Spencer Larsen en la presentación del estudio en la Asociación Americana de Ciencias de San José, California.

Vídeos

Dejar un Comentario